8/29/2009

El ego...



ego.

(Del lat. ego, yo).

1. m. Psicol. En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.

2. m. coloq. Exceso de autoestima.

www.rae.es (Diccionario de la Real Academia Española)


Ego
En antropología se usa la palabra ego para designar el yo desde cuyo punto de vista se consideran las relaciones de parentesco o filiación.
En psicología se define como la unidad dinámica que constituye el individuo consciente de su propia identidad y de su relación con el medio; es, pues, el punto de referencia de todos los fenómenos físicos.


El Ego según el psicoanálisis
Según el psicoanálisis el ego es la instancia psíquica que une el ello con el mundo exterior y hace de puente entre el ello y el super-yo. Resulta de la diferenciación que el contacto con la realidad exterior impone al ello (estructura psíquica primitiva). De hecho es un sistema de adaptación a la realidad.


El Ego según C. G. Jung
El yo es el punto focal de la conciencia. Es el portador de nuestra conciencia consciente de existir, así como el sentimiento permanente de identidad personal. Es el organizador consciente de nuestros pensamientos e intuiciones, de nuestros sentimientos y sensaciones. Es el portador de la personalidad. El yo surge del si-mismo... desempeña papeles de crucial importancia. Percibe significados y evalúa valores, actividades que favorecen la supervivencia y hacen que la vida valga la pena vivirse y encontrarla sentido.

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Signos de que te domina el ego

* Pedir reconocimiento por alguna cosa que has hecho y enfadarte o preocuparte si no lo obtienes.

* Intentar atraer la atención hablando de tus problemas, contar la historia de tus enfermedades o montar una escena.

* Dar tu opinión cuando nadie te la ha pedido y cuando no tiene ninguna influencia en la situación.

* Estar más atent@ a la impresión que causas en tu interlocutor que no en él mismo, es decir, usar a la gente como espejo de tu ego o como potenciador de tu ego.

* Querer impresionar a los otros a través de tus posesiones, conocimientos, aspecto físico, nivel social, fuerza física, etc.

* Reaccionar con ira contra una situación o una persona.

* Tomarse las cosas personalmente, sentirse ofendid@.

* Creer que tienes razón y que los otros están equivocados a través de futiles quejas mentales o verbales.

* Querer que te vean o parecer importante.

Cuando detectes uno de estos esquemas en ti, te sugiero que hagas un experimento: descubre qué se siente y qué pasa si abandonas este comportamiento.

"Un nuevo mundo, ahora". Eckhart Tolle.