7/14/2014

ENSEÑAR TÉCNICAS SANITARIAS Y DE RESCATE BAJO PRESIÓN...

PERO RECUERDA QUE LA ENSEÑANZA NO ES NI DEBE SER, ESTILO EJERCITO...ORDENO Y MANDO & CORRE, CORRE, CORRE...

Algún enlace:
[url=http://formacionenempresa.com/index.php/2011/06/23/formacion-para-la-excelencia-bajo-presion/]Formación para alcanzar la excelencia bajo presión | Formación en empresa[/url]
[url=http://www.servicioempleo.com/blog/trabajo-bajo-presion-como-se-afronta/]Trabajo bajo presión: como se afronta | Blog de Servicio Empleo[/url]
[url=http://www.negocios1000.com/2014/01/los-3-pasos-para-aprender-mantener-la.html]Los 3 pasos para aprender a mantener la calma bajo presión. - Negocios1000[/url]
[url=http://romerfranco.wordpress.com/2008/03/21/psicologia-laboral-trato-cordial-o-esclavismo/]Psicologia Laboral – Trabajo bajo presion o nó? | El Asilo[/url]

Rendir bajo presión: estrés, ansiedad y activación.
Tratar bien y no presionar: No da buenos resultados, la tranquilidad no va atada al rendimiento. Tratar bien y mantener cierta presión: Da mejores resultados, ya que la presión exige y obliga a rendir mas y  mejor.
Para dar respuesta a la pregunta anterior, es importante saber diferenciar los conceptos de ansiedad, estrés y activación, para poder entender de qué estamos hablando cuando lo hacemos de situaciones de presión y rendimiento.
• Activación
Normalmente referido al proceso físico y psicológico a través del cual el organismo se pone en estado de alerta, activando todas aquellas funciones para poder dar respuesta ante la presencia de un determinado estímulo. Algunas de estas variables psicológicas son la tasa cardíaca, la tensión muscular, el nivel de sudoración de la piel, la dilatación de pupilas, etc.
• Estrés
El estrés puede ser positivo y negativo, y hace referencia a cómo responde el organismo para adaptarse a una determinada situación. En este caso, el deportista tratará de adaptarse a ella manteniendo en la medida de lo posible su organismo en equilibrio. Esto es, dar una respuesta a lo que percibe que demanda la situación en relación a sus capacidades. Estrés positivo es aquel en el que el nivel de activación estimula al  alumno a responder de manera correcta y adaptada, mientras que el estrés negativo, también conocido como distress, se refiere a una respuesta del organismo desmesurada y descontrolada, es decir, inadaptada.
• Ansiedad
Es la reacción del alumno en forma de nervios y tensión frente a una determinada situación que anticipa peligrosa, amenazante, y/o de riesgo. A diferencia del estrés, en este concepto aparece el elemento pensamiento y emoción. Existen numerosas situaciones que pueden ser percibidas como potencialmente estresantes, como por ejemplo actuar bajo supervisión, exámenes, la “presión” del público, estar obligado a pasar los ejercicios etc… A menudo las expectativas que se crea el alumno o que se generan en torno a él, hacen que a lo largo del transcurso del entrenamiento este ya vaya cargando en su “mochila” un exceso de presión innecesario que le bloquea psicológicamente y le agarrota muscularmente, de modo que pueden incluso aparecer síntomas de cansancio y/o fatiga física.
No todos los sujetos viven las mismas situaciones de la misma manera por los hay que rinden mejor que otros frente a este tipo de situaciones de presión. Mientras que los primeros no sienten que haya nada que perder, los segundos perciben que algo no deseado puede suceder, y anticipan el desastre, generando un estado de ansiedad que les impide rendir como lo hacen habitualmente en situaciones de no presión como suelen ser los entrenamientos.