4/25/2012

Influencia de la actitud de los profesionales de enfermería en el trato y evolución de los pacientes con TLP

Influencia de la actitud de los profesionales de enfermería en el trato y evolución de los pacientes con TLP PREGUNTA: ¿Influyen las actitudes de los profesionales de enfermería en el trato y evolucion de los pacientes con TLP? ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA: Se realizan varias búsquedas inicialmente en TRIPDATABASE y EXCELENCIA CLÍNICA utilizando los siguientes descriptores: “nurses attitudes” “bordeline disorder” “Inpatien”. Posteriormente se añade a los descriptores anteriores “counter-transference”. También se utilizan las siguientes combinaciones: “nurses attitudes AND bordeline disorder” y “nurses attitudes AND counter-transference”. Continuamos la búsqueda en COCHRANE, CLINICAL EVIDENCE y los diferentes almacenes de guías de práctica clínica (NICE, GUIASALUD, SIGN). No se hallaron evidencias en las fuentes prefiltradas. Finalmente concluimos la búsqueda en PUB-MED utilizando los mismos descriptores y combinándolos de la misma manera. En total, se encontraron 110 referencias, de las cuales 10 fueron utilizadas para la realización del presente CAT. RESUMEN DE LA EVIDENCIA: Según se recoge en la primera referencia bibliográfica, que se trata de un estudio trasversal descriptivo, se ha demostrado entre el personal sanitario que es el colectivo que menos empatía tiene hacia los pacientes con trastorno límite de personalidad y menos optimismo respecto al tratamiento de los mismo. Son percibidos como hostiles, manipuladores, difíciles y exigentes (1,2,3,4), incluso son los que más preocupación demuestran en el tema de seguridad para con los pacientes y hacia ellos mismos, al tratar a las personas con este diagnóstico (5). El personal de enfermería reconoce las dificultades en el manejo de estas personas y la voluntad en aumentar su formación para poder abordarlos de una manera más eficaz (6,7). Las tendencias suicidas de estas personas provocan en los psiquiatras, psicólogos y enfermeros actitudes distintas tanto en la esfera cognitiva y emocional hacia estos pacientes (8) (9), diferenciando en algunos casos 2 grupos dentro de los profesionales: “estigmatizadores” y “estigmatizados” (10). Las personas diagnosticadas de trastorno límite de personalidad refieren que existe (gran problemática) dificultad a la hora de acceder a los servicios de salud mental debido al estigma asociado al propio diagnóstico (2). CONCLUSIONES: Tal como se desprende de la evidencia clínica publicada por el tipo de estudios o por la falta de conclusiones, aún se requiere de más investigación en torno a las actitudes de los profesionales respecto a las personas diagnosticadas de TLP. Numerosos estudios hablan del estigma hacia las personas diagnosticadas de una enfermedad mental, aunque a la hora de afinar nuestra búsqueda y centrarnos en el TLP y el personal de enfermería son más escasos y hay una dificultad importante a la hora de reflejar las actitudes negativas que les provocan estas personas y que influyen por tanto, en su tratamiento y en el abordaje psicoterapéutico. En los artículos encontrados y utilizados para este CAT, hemos hallado 4 artículos que reflejan las actitudes estigmatizadoras del personal sanitario hacia las personas con TLP. En estos artículos se habla específicamente del trato y de las actitudes negativas del personal de enfermería hacia este tipo de pacientes. Con los datos encontrados podemos concluir que es necesario investigar más específicamente en el campo del estigma hacia las personas diagnosticadas de TLP, planificando estudios que aborden el origen de las actitudes negativas de los profesionales hacia este tipo de pacientes así como la forma de hacer frente a las mismas. Además, solo hemos encontrado 1 solo artículo donde se contemple la experiencia de los propios pacientes y cual es la percepción que tienen del trato que reciben por parte del personal de enfermería en los diferentes dispositivos sanitarios. EVALUACIÓN DE LA EVIDENCIA: Opinión de expertos 10 BIBLIOGRAFÍA: (1) Black DW, Pfohl B, Blum N, McCormick B, Allen J, North CS, Phillips KA, Robins C, Siever L, Silk KR, Williams JB, Zimmerman M. Attitudes Toward Bordeline Personality Disorder: A Survey of 706 Mental Health Clinicians. CNS Spectr. 2011 Mar 1. (2) Purves D, Sans N. Crisis and triage clinicians’attitudes toward working with people with personality disorder. Perspect Psychiatr Care. 2009 Jul; 45(3):208-15. (3) Bowers L, Alexander J, Simpson A, Ryan C, Carr-Walker P. Student psychiatric nurses’ approval of containment measures: relationship to perception of aggression and attitudes to personality disorder. Int J Nurs Stud. 2007 Mar; 44(3):349-56. (4) Deans C, Meocevic E. Attitudes of registered psychiatric nurses towards patients diagnosed with borderline personality disorder. Contemp Nurse. 2006 Feb-Mar; 21(1):43-9. (5) Westwood L, Baker J. Attitudes and perceptions of mental health nurses towards borderline personality disorder clients in acute mental health settings: a review of the literature. J Psychiatr Ment Health Nurs. 2010 Sep; 17(7):657-62. (6) Giannouli H, Perogamvros L, Berk A, Svigos A, Vaslamatzis G. Attitudes knowledge and experience of nurses working in psychiatric hospitals in Greece, regarding bordeline personality disorder: a comparative stude. J Psychiatr Ment Health Nurs. 2009 Jun; 16(5):481-1. (7) James PD, Cowman S. Psychiatric nurses’ knowledge, experience and attitudes towards clients with bordeline personality disorder. J Psychiatr Ment Health Nurs. 2007 Oct; 14(7):670-8. (8) Bodner E, Cohen-Fridel S, Iancu I. Staff attitudes toward patients with borderline personality disorder. Compr Psychiatry. 2011 Sep-Oct; 52(5):548-55. (9) Belluci S. Bordeline personality disorder and counter-transference. Soins Psychiatr. 2009 Jul-Aug; (263):29-33. (10) Ross CA, Goldner EM. Stigma, negative attitudes and discrimination towards mental illness within the nursing profession: a review of the literature. J Psychiatr Ment Health Nurs. 2009 Aug; 16(6):558-67. AUTORAS: Carmen Pérez García, Begoña Ibánez Jiménez y Miriam Rosa Orozco. UGC de Salud Mental. Hospital Virgen de Valme, Sevilla.