11/20/2011

Esperar tres minutos para cortar el cordón umbilical reduce el riesgo de anemia del neonato


Un estudio muestra que posponer la escisión contribuye a incrementar en un 35% los niveles de hierro del recién nacido.



Un estudio llevado a cabo por científicos del Hospital de Halland y la Universidad de Umea, en Suecia, muestra que los recién nacidos tienen menos probabilidades de presentar deficiencias de hierro y padecer anemia si su cordón umbilical no se corta hasta tres minutos después de nacer. Los resultados de la investigación se han publicado en la revista British Medical Journal.
Aunque ya se habían realizado diferentes estudios para analizar la relación entre el corte del cordón y la falta de hierro, las conclusiones a que se había llegado eran contradictorias, ya que había expertos que apuntaban que retrasar esta escisión podía elevar el riesgo de ictericia neonatal.
Esta nueva investigación evidencia que posponer el corte no sólo no conlleva efectos adversos para el recién nacido, sino que, por el contrario, contribuye a evitar que desarrolle anemia.
El estudio incluyó a 400 bebés nacidos de embarazos considerados de bajo riesgo, y los resultados concluyeron que los bebés en los que el corte se había pospuesto unos tres minutos presentaban menos deficiencias de hierro a los cuatro meses de edad y, por tanto, también el riesgo de contraer anemia neonatal era menor. Según los autores, la dilación propicia que el volumen de hierro sanguíneo se incremente, de media, en un 35%.

El Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido ha pedido más estudios sobre este tema a fin de poder establecer una recomendación específica sobre el momento del corte, según informa la BBC, ya que está demostrado que "la deficiencia de hierro en los primeros meses de vida está asociada al retraso en el neurodesarrollo".
"No se sabe si incrementando la transfusión placentaria al retrasar el corte umbilical puede mejorar el neurodesarrollo en la primera infancia pero esta hipótesis debería ser investigada en ensayos aleatorios más amplios", aseguran desde esta institución.


British Medical Journal (2011); doi: 10.1136/bmj.d7157