3/15/2011

GUÍAS ERC 2010: LOS CAMBIOS ESENCIALES

Los cambios más importantes en el manejo de la PCR, en resumen, son los siguientes:
•Se aconseja que todo reanimador, entrenado o no, dé compresiones torácicas, si bien la RCP convencional (30 compresiones: 2 ventilaciones) sigue siendo considerado el método ideal de RCP.
•Se enfatiza la importancia de minimizar la interrupción de las compresiones y de que éstas sean siempre de buena calidad: de al menos 5 cm. de profundidad (máximo 6 cm.) y a un ritmo de al menos 100 por minuto (máximo 120).
•Se reconoce la necesidad de un mayor desarrollo de los DEAs en áreas públicas.
•Se insiste en la importancia de los sistemas de detección de deterioro fisiológico que permiten prevenir la muerte súbita intrahospitalaria y del reconocimiento de los síntomas de aviso de una parada cardiaca extrahospitalaria.
•Se propone el uso de hasta tres descargas seguidas en caso de paro cardiaco por Fibrilación Ventricular (FV)/Taquicardia Ventricular Sin Pulso (TV) en salas de cateterismo y en postoperatorio inmediato tras cirugía cardiaca.
•Se deja de recomendar el uso de fármacos por vía intratraqueal, indicándose que, si la vía venosa no es accesible, se debe recurrir a la vía intraósea.
•La adrenalina pasa a administrarse tras la 3ª descarga en caso de FV/TV y luego, cada 3-5 minutos; la amiodarona se administra también tras la 3ª descarga.
•Se desaconseja el uso rutinario de atropina en caso de PCR en asistolia o con actividad eléctrica sin pulso.
•Se quita énfasis a la intubación traqueal precoz (salvo que haya alguien experto para hacerla) y se aconseja el uso de la capnografía para monitorizar la correcta colocación del tubo traqueal.
•Se propone generalizar la hipotermia terapéutica para los pacientes que permanecen en coma tras un paro cardiaco, tanto si fue por un ritmo desfibrilable como si no.
Y, aunque, efectivamente, como ya se pudo constatar en la Conferencia ILCOR 2010, no hay muchas modificaciones, conviene prestar atención a las mismas, pues el propio European Resuscitation Council (ERC) ha hecho pública una nota de prensa en la que comunica que espera se salven más de 100.000 vidas al año en Europa con estas nuevas guías.