1/28/2011

SATSE Castilla-La Mancha pide al SESCAM la extensión de la figura de supervisor de área a las residencias sociosanitarias para mejorar la coordinación


27 de enero de 2011. El Sindicato de Enfermería de Castilla-La Mancha ha reclamado al SESCAM la extensión de la figura de supervisor de área a las residencias sociosanitarias de la Junta de Comunidades, cuya función sería coordinar a los profesionales de enfermería de estos centros, que desde septiembre de 2009 están integrados en el SESCAM. En total son 220 enfermeros los que trabajan en los 25 centros dependientes de la Consejería de Bienestar Social repartidos en las cinco provincias castellano-manchegas.

Para SATSE, el supervisor de área se encargaría de gestionar los recursos humanos del personal integrado y todas las incidencias derivadas de su labor, así como de la coordinación con el resto de profesionales a través de la dirección del centro.

El supervisor de área, que sería nombrado por el hospital de referencia de cada residencia, sería la referencia inmediata para las supervisiones y el interlocutor directo con el director del centro sociosanitario, tal y como ha propuesto SATSE al SESCAM.

De esta forma, vendría a organizar la actividad del personal de enfermería y con ello se pondría fin a los problemas que están viviendo en el día a día de las residencias, al seguir dependiendo de las directrices de los directores de los centros sociosanitarios y, además, se produciría su integración efectiva en la disciplina del SESCAM.

Durante la reunión celebrada con la directora general de Recursos Humanos del SESCAM, Esther Fernández, desde SATSE no se ha cuestionado la función de los directores de los centros sociosanitarios, pero sí se considera que debe ser la figura del supervisor de área la que coordine la labor de la plantilla de enfermería y los asuntos relacionados con sustituciones de permisos, acúmulos de tareas y excesos de jornada, puesto que no se están cumpliendo con los mismos criterios que en los hospitales.

Además, en determinadas residencias sociosanitarias, los profesionales de enfermería viven algunas particularidades como son la obligatoriedad de asumir funciones delegadas.

Desde SATSE también se ha reclamado que el personal de enfermería pueda disponer de la red informática del SESCAM y tenga acceso a los programas Turriano y Mambrino, según los casos.