11/23/2010

El accidente cerebrovascular - ACV



La enfermedad cerebrovascular es la tercer causa de muerte en los países desarrollados. Su incidencia aumenta con la edad, tornándose más probable en las personas mayores de 65 años. Además, es la causa de discapacidad neurológica más habitual en el adulto; en cuanto al sexo, la incidencia es mayor en hombres que en mujeres.

Un accidente cerebrovascular (llamado también ataque cerebral) ocurre cuando la irrigación cerebral sufre algún daño. Ya sea porque alguna arteria es bloqueada y se produce lo que se llama un ataque de origen isquémico; o porque una arteria se rompe y produce una hemorragia.

Dependiendo de la extensión y la localización de la lesión, será el grado de secuela neurológica posterior. La persona puede quedar con incapacidad para hablar, leer, ver, escribir, pensar y recordar; y en muchos casos la muerte se puede producir en pocas horas. Por eso, el accidente cerebrovascular (ACV) se define como una emergencia médica ya que el tiempo es vital en la prevención del daño cerebral.




“Cuando un ACV es tomado a tiempo - agrega el Dr. Matera - se evita, en primer lugar, la muerte y en segundo, que el daño sea irreversible, es decir, la muerte celular en la zona afectada. Y ese tiempo está medido: son las primeras tres horas”.


Por eso, los especialistas insisten en la importancia de la prevención ante este tipo de enfermedad, que apunta a dos objetivos en la conducta de la población de riesgo. Por un lado, aumentar los cuidados sobre el sistema arterial para disminuir las causas del deterioro. Y en segunda instancia, el conocimiento de los síntomas que pre anuncian estos accidentes para que la persona acuda inmediatamente a un centro con capacidad para atender este tipo de patologías.

Prevención

Las medidas de prevención involucran el control de los factores de riesgo, entre ellas podemos mencionar:
• Controle su presión arterial en forma periódica, de ser alta consulte a su médico y siga sus indicaciones.
• Evite fumar
• Realice controles para descubrir posibles patologías cardíacas y mantenerlas controladas
• Realice controles de Glicemia (nivel de azúcar en sangre)
• Controle el nivel de colesterol
• Realice ejercicio físico en forma periódica
• Evite el exceso de peso, límite la cantidad de grasas y sodio en su dieta
• Si bebe alcohol, hágalo con prudencia

Estadísticamente, aprox. el 80 % de los ACV son de origen isquémico y solo el 20 % ocurre por una hemorragia. Pero, más allá de las causas, la mortalidad es muy alta en todos los casos.

¿Cómo reconocer un accidente cerebrovascular?

Los síntomas de un accidente cerebrovascular aparecen repentinamente. Trate de detectar estos síntomas y esté preparado para actuar con rapidez para ayudarse a usted mismo o para ayudar a alguna persona con la que usted se encuentre:

* Falta de sensación o debilidad repentina en la cara, el brazo, o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
* Confusión repentina, o problema al hablar o comprender lo que se habla.
* Problema repentino en ver por uno o por ambos ojos.
* Problema repentino al caminar, mareos o pérdida de equilibrio o de coordinación.
* Dolor de cabeza severo repentino sin causa conocida.

Si sospechas que estás sufriendo tú u otra persona un ataque cerebrovascular. Llama urgentemente a tu médico o lleva al paciente a un hospital.

Ahora hay terapias eficaces para tratar el accidente cerebrovascular, que deben de administrarse en un hospital, pero pierden su eficacia si no se administran en las primeras 3 horas después de que aparecen los síntomas de un accidente cerebrovascular.


¡Cada minuto cuenta!


FUENTES:
http://www.latinsalud.com/articulos/00853.asp
http://www.paraqueestesbien.com.mx:8080/sintomas/sistemanervioso/sistnerv27.htm
http://www.smiba.org.ar/med_interna/vol_02/02_05.htm