9/30/2010

"Vivir conscientemente significa vivir abierto, sin esconderse.

"Vivir conscientemente significa vivir abierto, sin esconderse.

Estar alerta significa ser vulnerable, y sea lo que sea que suceda, que suceda".

"El bote vacío" OSHO


La persona es en primer término consciencia de sí, consciencia de las propias ideas, sentimientos, recuerdos. Es el mundo personal, está en sí mismo.

Ser consciencia es ser igualmente centro de la relación con los otros y con las cosas. Ser consciencia es ser capaz de conocer según el ser de las cosas. La afirmación “soy consciencia” significa soy Ser.

En la conquista de la verdad, sobre si mismo para lograr la autenticidad cada nueva experiencia que aparece en nuestra vida, es una oportunidad de crecimiento si aprendemos a ser Conscientes.

Cualquier problema que surge en nuestro devenir diario si lo observamos con una mirada global podremos integrar todas nuestras partes, iniciando el camino hacia su resolución. Solo necesitamos mantener la atención y ser conscientes de aquello que está sucediendo para convertirlo en nuestro aliado, en vez de en nuestro enemigo.

Observando, poniendo atención y en definitiva dándonos cuenta de lo que hacemos, de por que lo hacemos, como y cuando lo hacemos empezamos a ser conscientes, pudiendo vivir de una manera mas armoniosa y fluida con todo aquello que nos sucede en nuestro acontecer cotidiano.

Por ello en Integración de la Consciencia trabajamos de una forma holística, para que la persona comprenda globalmente cuales son sus recursos, sus avisadores naturales, y lo mas importante, como utilizarlos dependiendo del momento que esté viviendo. Con todo ello comprenderá como funciona su cuerpo, su mente y sus emociones, permitiéndola ser consciente de lo que la sucede.

La toma de Consciencia se basa en una objetivización de los hechos, libre de juicios, de una manera fenomenológica, donde no conocemos cual será el resultado pero si sabemos cual será el próximo paso a realizar, lo cual nos permite vivir los procesos mentales en un instante en que se percibe todo como una experiencia unificada, en donde todos somos uno.