8/25/2010

El lavado prequirúrgico con alcohol o con jabón y agua tiene la misma eficacia que...

El lavado prequirúrgico con alcohol o con jabón y agua tiene la misma eficacia que la desinfección de las manos para el tratamiento de la herida quirúrgica.

Autora: Emma Hitt

Los hallazgos de un nuevo estudio realizado en el ámbito de un hospital rural en Kenia (África) señalan que las tasas de infección de la herida quirúrgica tras el lavado prequirúrgico con jabón y agua simple o con una solución a base de alcohol son equivalentes (aproximadamente 8%).
El Dr. Stephan Harbarth, de la División de Enfermedades Infecciosas en los Hospitales Universitarios de Ginebra en Suiza y sus colaboradores informaron sobre estos hallazgos aquí en la Quinta Conferencia Internacional Decenial sobre Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria de 2010.
El Dr. Harbarth dijo a Medscape Infectious Diseases: “Según nuestra hipótesis, el cepillado prequirúrgico de las manos con soluciones a base de alcohol disminuía las tasas de infección pero no era así”. Durante su presentación hizo notar que: “El lavado prequirúrgico de las manos con una solución a base de alcohol se ha evaluado sólo en países de elevados ingresos y no se han realizado antes comparaciones de estos lavados con jabón y agua simples”.
En el estudio se analizó a 3317 pacientes adultos que se iban a someter a operaciones limpias o limpias contaminadas. Los cirujanos de estos pacientes fueron aleatorizados al procedimiento de lavado con agua y jabón simple o al procedimiento de lavado prequirúrgico de las manos con soluciones a base de alcohol. Después de excluir a los pacientes con datos insuficientes, se analizaron los datos de 3133 (94%).
De los 3133 pacientes, 255 (8,1%) presentaron infecciones en la herida quirúrgica. Las tasas para los dos grupos de estudio fueron similares: un 8,3% para el lavado prequirúrgico con alcohol y un 8,0% para el lavado con agua y jabón simple (oportunidades relativas: 1,03; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,80-1,33). Estos resultados se mantuvieron similares después del ajuste con respecto a los factores de confusión, que comprendieron tipo de anestesia, especialidad quirúrgica y profilaxis perioperatoria (OR ajustadas: 1,07; IC del 95%: 0,81-1,41).
La diferencia de costes entre los dos métodos de preparación prequirúrgica de las manos fue mínima: 4,60 euros por semana para el lavado de manos con solución a base de alcohol y 3,30 euros para el lavado con agua y jabón.
El Dr. Harbarth dijo: “Nuestros hallazgos tienen enormes repercusiones en la normatividad porque demuestran que los lavados prequirúrgicos de las manos con soluciones a base de alcohol de producción local son factibles y tienen por lo menos la misma eficacia que los lavados con agua y jabón”.
Añadió que los lapsos de disponibilidad de agua corriente resaltan la importancia de este hallazgo. Dijo: “Por ejemplo, mientras concluíamos este estudio, el suministro de agua en el hospital se recortó durante una semana, de manera que no era fácil cuantificar si el beneficio de los dos métodos era equivalente”. “Ciertamente vemos que estos hallazgos tienen algunas repercusiones en la normatividad”.
El Dr. Harbarth señaló que sus hallazgos también podrían explicarse por el hecho de que otros factores contribuyen a la frecuencia de infecciones de la herida quirúrgica en ámbitos de escasos recursos. Según un análisis multifactorial de regresión logística, los factores pronósticos independientes de infecciones de la herida quirúrgica en este contexto comprendieron la duración de del procedimiento quirúrgico y la clase de contaminación de la herida.
El Dr. John M. Boyce, jefe de la Sección de Enfermedades Infecciosas y Epidemiólogo Hospitalario en el Hospital of Saint Raphael en New Haven, Connecticut (Estados Unidos), dijo que el aspecto más importante de estos hallazgos es que indican la factibilidad de poner a disposición “las soluciones a base de alcohol para el lavado prequirúrgico de las manos relativamente económicas en regiones de bajos recursos y que éstas se puedan utilizar en circunstancias en que no se disponga del abastecimiento de agua potable necesaria para el lavado prequirúrgico de las manos”.
Dijo a Medscape Infectious Diseases: “Otra característica notable del estudio es que demuestra que se pueden llevar a cabo satisfactoriamente los estudios prospectivos y comparativos meticulosos sobre las medidas de control potencial de las infecciones en zonas geográficas donde los recursos son muy escasos”.
El estudio fue financiado por una donación irrestricta de la Velux Foundation a través de la Academia Suiza de Ciencias. El Dr. Harbarth declaró no tener conflicto de intereses pertinentes. El Dr. Boyce comunica haber prestado servicios de asesoría a GOJO Industries, Clorox Corporation, 3M Corporation, Advanced Sterilization Products, Cardinal Health, the Soap & Detergent Association; y haber recibido honorarios de honorarios de Advanced Sterilization Products.
Fifth Decennial International Conference on Healthcare-Associated Infections (ICHAI) 2010: Abstract 384. Presented March 20, 2010.

Información sobre la autora: Emma Hitt es una redactora independiente y colabora con Medscape.