3/05/2010

MARÍA LUZ RODRÍGUEZ: “EL APOYO PSICOLÓGICO TRAS UN ACCIDENTE DE TRABAJO ES EL LADO HUMANO DE NUESTRA ACCIÓN INTEGRAL CONTRA LA SINIESTRALIDAD”


La titular de Trabajo y Empleo mantuvo en Albacete una jornada de trabajo con los psicólogos del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC), a quienes agradeció su extraordinaria labor y “su exquisita técnica de actuación en una situación tan difícil como es un accidente laboral”.
La consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, manifestó hoy en Albacete que “el apoyo y la atención psicológica tras un accidente de trabajo es el lado humano de la acción integral que está llevando a cabo el Gobierno de Castilla-La Mancha contra la siniestralidad laboral”.
Rodríguez hizo estas declaraciones con motivo del encuentro que mantuvo esta mañana en la capital albaceteña con los psicólogos especialistas en estas situaciones del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes (GIPEC), con objeto de analizar el primer año de funcionamiento de este protocolo “para ir más allá y mejorarlo”.
En la rueda de prensa anterior a esta reunión, la responsable de Trabajo y Empleo puso en valor y agradeció la labor “eminentemente humana” de este grupo que, “a través de su capacidad y su conocimiento pueden ayudar al accidentado, en caso de accidente no mortal, los familiares y compañeros de las víctimas de accidentes de trabajo”.
María Luz Rodríguez apuntó que el GIPEC “ha realizado un trabajo muy bien hecho y con una técnica exquisita en una situación tan difícil como es un accidente laboral”.
A este respecto, señaló que en este año han intervenido 43 profesionales en toda la región atendiendo a 41 personas “que estaban sufriendo el drama de un accidente de trabajo”. En Albacete se registró el mayor número de intervenciones con 26 personas atendidas por 20 profesionales del GIPEC.
En cuanto a la intervención integral del Gobierno regional para luchar contra la siniestralidad laboral enmarcada en el Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales, la consejera detalló que, una primera fase, consiste en la sensibilización y prevención a través de la formación y las campañas de concienciación “de que la única forma de trabajar es hacerlo seguro, cumpliendo las normas de prevención de riesgos laborales y exigiendo su cumplimiento”.
La segunda fase de actuación es el control del cumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales. Así, durante la vigencia del Acuerdo se han llevado a cabo más de 50.000 actuaciones de control que han afectado a más de 400.000 trabajadores ocupados, así como otras 40.000 actuaciones de la Inspección de Trabajo que han conllevado sanciones por valor de más de 10 millones de euros.
Pero Rodríguez destacó además que el Gobierno de José María Barreda también está ayudando a los empresarios a invertir en seguridad y salud laboral, con ayudas que superan los 3 millones de euros.
“Cuando a pesar de toda esta intervención, se produce un accidente de trabajo, llegamos a la última fase que es al atención psicológica a familiares y compañeros para sobrellevar el dolor de un accidente de trabajo”, puntualizó.
La titular de Trabajo y Empleo reseñó que todo este trabajo está dando sus frutos, ya que en el último año se han producido más de 11.400 accidentes de trabajo menos que el año anterior, se ha reducido más de un 24 por ciento la tasa de accidentalidad y más de un 28 por ciento el número de accidentes de trabajo, haciéndolo en todos los sectores y en todo tipo de gravedad.
Por último, María Luz Rodríguez concluyó asegurando que “no vamos a bajar la guardia, ya que no lo hicimos en momentos de bonanza económica ni lo vamos a hacer en este tiempo de crisis, porque mientras haya un trabajador que pierda su vida en el trabajo, habrá que seguir trabajando”.
Por su parte, la decana del Colegio de Psicólogos de Castilla-La Mancha, María Dolores Gómez, valoró muy positivamente poder desarrollar esta jornada de trabajo para seguir mejorando el funcionamiento de este servicio.