7/17/2009

La enfermería sufre por falta de personal => Pasa en todos los hospitales...


Algunas plantas del CHOU están a cargo de enfermeros recién titulados que trabajan solos en turno de noche

Las voces como las del gerente del Hospital Gregorio Marañón, que apunta a negligencia en la muerte del bebé Rayan, han convertido en res pública la figura profesional de enfermería.
"Hay servicios en los que cada segundo que pasa se juega una vida", reconoce una enfermera de Ourense que, a la vez, exige cordura: "Una persona no puede asumir toda la responsabilidad. Debe de haber alguien al lado de una enfermera inexperta para que la vigile y la tutele". El freno principal de esta meta son la falta de personal y la excesiva rotación en distintos servicios.


J.FRAIZ - OURENSE La crisis particular de la enfermería se encalla al sol. En verano, con el inicio de las vacaciones de los enfermeros con plaza (más de 700 en el CHOU), repuntan los problemas fundamentales a los que se enfrenta la profesión: escasez de personal, rotación de tareas y, por consiguiente, falta de especialización.
El complicado engranaje de los sistemas de contratación, tarea mediada entre el Servizo Galego de Saúde (Sergas) y los diferentes hospitales, podría ser la base del principal déficit que asola a la enfermería según apuntan el Colegio Provincial de Enfermería y el sindicato profesional Satse. Este es la falta de especialización, sobre todo en cuidados críticos como la UCI, Reanimación o Neonatología.
Las disfunciones que puedan producirse en esos servicios, como la que presuntamente provocó la muerte de Rayan (el hijo prematuro de la primera víctima española por gripe A) "no es algo que no le pueda pasar a una persona con experiencia porque en esos momentos hay situaciones de estrés muy grandes", considera Ascensión Pérez, la presidenta del Colegio Provincial de Enfermería.
Sin embargo, la representante colegial reconoce que es necesario que estos casos los lideren enfermeros expertos: "tan sólo la especialización te lleva a solventar situaciones complicadas". Una premisa que comparte Pilar Oviedo, del sindicato Satse, quien valora que "nunca dejaría sola a una enfermera que no tiene experiencia".
La alarma suscitada tras la muerte del bebé en el Gregorio Marañón enfoca la atención en la planificación del trabajo en las unidades críticas del CHOU. Con todo, el sindicato Satse descarta de pleno que en el hospital Ourensano haya enfermeros sin experiencia que trabajen solos y sin tutela. "Por regla general, en los servicios especiales del CHOU no hay gente inexperta. Además, se intenta dejar a la gente nueva con alguien que sea experimentado", afirma Juan Manuel Conde, que también es miembro del sindicato profesional.
La situación cambia en otros servicios que, en teoría, se desmarcan de esa calificación de unidades más sensibles. Sin embargo, los sindicatos reconocen una realidad preocupante que se reproduce, especialmente, con la entrada del verano, en el Complexo Hospitalario de Ourense.
"En estas fechas, se ha contratado a 30 enfermeros recién salidos de la facultad", aclara Pilar Oviedo. En algunos casos, hay nuevos titulados que afrontan solos el cuidado y vigilancia sanitaria de algunas plantas del hospital, especialmente en el turno de noche.
Plantas que pueden acoger a más de 25 enfermos y en los que, durante una jornada de 10 horas, el neófito enfermero se enfrenta solo, y sin tutela, a cualquier incidencia que pueda surgir.
¿Hay soluciones? "Falta personal", coinciden los expertos. Más enfermeros para asumir una excesiva carga de trabajo y para reducir las rotaciones y el desarrollo formativo" para que abunde el personal especialista.