7/14/2009

EL COLEGIO DE ENFERMERÍA DE MADRID LAMENTA LA MUERTE DE RAYÁN

LA COMISIÓN DEONTOLÓGICA DEL COLEGIO ESTUDIARÁ LOS ERRORES Y PROPONDRÁ MEDIDAS PARA QUE NO VUELVA A OCURRIR

El Colegio de Enfermería de Madrid, institución que representa a los 38.000 profesionales enfermeros que ejercen en la Comunidad madrileña, se muestra consternado por la muerte de Rayán, el hijo de la primera víctima de la Gripe A en nuestro país, y solicita que se investigue por la vía urgente lo ocurrido en el Hospital Gregorio Marañón, en el que una enfermera ha sido apartada del servicio como posibles responsables.

Asimismo, el Colegio ha puesto en marcha su comisión deontológica para que siga todo el proceso de investigación clarificando los posibles errores, y se tomen las medidas adecuadas para que no vuelva a ocurrir en ningún centro sanitario.

El Colegio de Enfermería de Madrid considera que no es el momento de hacer política en contra de una institución sanitaria que se caracteriza por su implicación en el desarrollo de los servicios y en la calidad de los mismos. Vivimos una época difícil, en la que hay que aunar esfuerzos que prime la integración en un proyecto común sanitario.

Sin embargo, al igual que ocurre en el Sistema Nacional de Salud, en todas las Comunidades Autónomas, la escasez de recursos humanos, incide en una mayor presión asistencial sobre los profesionales de enfermería. Nuestro país no cumple a nivel general los ratios de enfermeras por cama que recomienda la Organización Mundial de la Salud e incluso se hace necesaria mayores inversiones en formación y una vertebración de las especialidades de Enfermería, hoy más necesaria que nunca.


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



El Colegio de Enfermería de Madrid no dejará sola a la enfermera del Hospital Gregorio Marañón

Ha puesto a su disposición todos los servicios jurídicos y técnicos para defenderse, al mismo tiempo que la Comisión Deontológica estudiará el caso para garantizar la buena práctica profesional

El Colegio de Enfermería de Madrid, que representa a los 38.000 enfermeras de la Comunidad de Madrid, no dejará sola a la enfermera del Hospital Gregorio Marañón separada del servicio por la lamentable muerte de Rayan y ha puesto a su disposición todos los medios técnicos y jurídicos de la institución colegial, según le ha comunicado esta mañana en una reunión que ha mantenido en la sede.

Asimismo le ha transmitido que la Comisión Deontológica del Colegio investigará y analizará a fondo la situación que ha llevado a la muerte de Rayan, y se tomarán las medidas adecuadas, según marca las propias normas deontológicas y la buena práctica profesional enfermera, al objeto de que no vuelva a repetirse en ningún centro sanitario.

En momentos como éstos, los colegios profesionales tienen que garantizar la calidad de los servicios asistenciales que prestan sus colegiados a la sociedad, es la principal razón de su existencia.

Sin embargo, el Colegio de Enfermería insiste que este dramático suceso debería servirnos para reflexionar sobre el futuro del sistema sanitario, los recursos tanto humanos y financieros que hoy necesita la sanidad española, no sólo la de la Comunidad de Madrid, que se encuentra en primera línea de calidad asistencial y profesional, a pesar de hechos puntuales que no estigmatiza la sanidad regional.

Desde el Colegio de Enfermería de Madrid se viene insistiendo en los diferentes foros sanitarios y ante las diferentes administraciones, sobre la necesidad de desarrollar las especialidades de enfermería. No se entiende que estas especialidades siguen sin desarrollarse después de más de veinte años de espera, algo inaudito en cualquier sistema sanitario moderno. Los modelos vigentes en el mundo apuestan por enfermeras especialistas, y enfermeras adecuadas a la población asistida.