5/06/2009

Un farmacéutico está bien, pero un fisioterapeuta en turno de mañana y tarde es imprescindible en la plantilla de una UCI...

El farmacéutico de UCI contribuye a reducir un 60% los errores

El fisioterapeuta consigue un alta precoz y una rehabilitación e inserción en la vida normal del paciente con mayor celeridad y calidad...

-------------------------------------------------------------
Contar con un farmacéutico integrado en el equipo asistencial encargado de atender a la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital contribuiría a reducir notablemente los errores de medicación que se producen en este área.

B. García Suárez. beatriz.garcia@correofarmaceutico.com - Lunes, 4 de Mayo de 2009

Ésta es una de las dos conclusiones principales a las que llega un estudio realizado por Eric Camiré, Eric Moyen y Henry Thomas Stelfox, del departamento de Medicina de Cuidados Críticos de la Universidad de Calgary (Canadá) y que apareció publicado la semana pasada en el Canadian Medical Association Journal. La segunda conclusión: que la conciliación de tratamientos mejora la seguridad de los pacientes en la UCI, especialmente si se cuenta con herramientas de automatización de ayuda a la prescripción, elaboración de dosis y dispensación.

Según recoge el estudio, que aglutina resultados de otras investigaciones desarrolladas en el área de cuidados intensivos, la figura del farmacéutico contribuye a reducir hasta en un 66 por ciento la tasa de efectos adversos derivados de la medicación, dato que ha sido bien recibido por la vocal nacional de Hospitales, Esperanza Jiménez, quien recuerda que "hasta ahora ese porcentaje de reducción de error era del 40 por ciento". Según el estudio, su integración en la ronda de hospitalización reduciría el riesgo de efectos adversos.

Irene Aquerreta, farmacéutica de la Clínica Universitaria de Navarra y encargada del área UCI de este centro, coincide con las conclusiones de este estudio. "La presencia del farmacéutico en estas unidades todavía es poco frecuente", pero advierte que "hay cada vez más concienciación por integrarlos". Y es que la aportación de estos profesionales es, a su juicio, "un valor añadido" si se tiene en cuenta que "se trata de pacientes con múltiples medicaciones y expuestos a múltiples posibles interacciones". De ahí que una acción específica del farmacéutico “para ajustar las dosis a las necesidades concretas del paciente” en la UCI se vuelve un objetivo a considerar.


Educación farmacológica
El estudio referido, Medication errors in critical care: risk factors, prevention and disclosure, presenta algunas de las líneas de acción estratégicas para tratar de reducir la incidencia de errores en estos pacientes. Entre las recomendaciones que hace, repite la necesidad de hacer hincapié en la educación farmacológica de los médicos y de las enfermeras, así como la necesidad de implantar una cultura de la seguridad.


Jiménez explica que en España empieza "a haber cada vez más farmacéuticos en UCI" , factor que ha contribuido a que "muchos de los residentes de cuarto año pasen un tiempo en intensivos si hay ya un farmacéutico especializado". Como aclara, hasta la fecha la inclusión de estos profesionales en las sesiones de intensivos y sus aportaciones a la hora de conjugar las distintas medicaciones a las que están sometidos los pacientes "están muy bien valoradas por los médicos".


Y es que es precisamente el farmacéutico quien tiene potestad suficiente para satisfacer las necesidades sanitarias de unos pacientes que "requieren tratamientos personalizados y dosis específicas, con un tiempo adecuado de administración".


Tecnología 'muy específica'
Cecilia Martinez Fernández-Llamazares es la farmacéutica asignada a la UVI pediátrica del Gregorio Marañón, de Madrid, un área donde "se está apostando mucho por la tecnología para reducir los errores". Entre estas acciones están el programa de ayuda a la prescripción, armarios de dispensación automatizada, prescripción electrónica o "algo tan sencillo como implantar un sistema de notificación de errores voluntario".


El recurso de la tecnología, en este caso, debe "centrarse en unos objetivos muy concretos para que su implantación sea segura y efectiva", concluye.

Irene Aquerreta: "Una vez en el equipo, es más fácil cambiar tratamiento"
Irene Aquerreta trabaja desde el 2002 en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Universitaria de Navarra. Durante todo este tiempo ha conseguido integrarse en el equipo de atención a estos pacientes y, como explica a CF, ha incidido en la optimización de los tratamientos en la unidad. "Estar integrado en el equipo aumenta el porcentaje de aceptación de las propuestas", lo que repercute en que, "una vez que te conocen, los médicos se muestran más receptivos a los cambios".


Tanto es así que en el caso de esta unidad "los médicos aceptan un 96 por ciento de los cambios o recomendaciones que se hacen". Según ha podido contabilizar, entre el 1 de abril de 2008 y el 1 de abril de 2009, el farmacéutico hizo 1.600 intervenciones en total en pacientes de UCI, de las que "534 se consideraron errores de medicación" que sólo en un 30 por ciento de los casos llegaron al paciente. Como apunta, "la mayoría se previene antes de llegar a administrarlos", aunque es imposible evitar que se produzcan "fallos en las dosis administradas, en la duración de los tratamientos, las omisiones o las duplicidades".

Trabajo de equipo
"Entre 4 y 5 horas de la jornada las dedico a revisar los tratamientos de los 12 pacientes de la UCI", explica Aquerreta. Pero entre sus tareas también está la de trabajar codo con codo con el equipo médico: "Asistir a la reunión del cambio de guardia para saber las últimas incidencias y revisar tratamientos; hacer pases de visita y proponer cambios", que es donde "se nota un mayor impacto", apunta.

------------------------------------------------------------------------------

Fisioterapia en pacientes críticos
Valoración fisioterapéutica y objetivos fisioterápicos. Técnicas y
métodos de tratamiento fisioterapéutico: pacientes en UCI,
infarto de miocardio.


www.luisbernal.com

1. VALORACIÓN Y OBJETIVOS FISIOTERÁPICOS
La fisioterapia en pacientes críticos es siempre una actuación sobre
pacientes en la fase aguda de una enfermedad, accidente, cirugía o cualquier otra
causa que le lleva a una fase de inestabilidad desde el punto de vista médico y le
coloca en riesgo vital, a veces muy elevado.
Es una obligación del fisioterapeuta, como lo es de todo personal sanitario,
la de conocer las actuaciones a llevar a cabo en el caso de producirse una situación
crítica. Para ello debe tener correcto conocimiento, tanto de la etiología y desarrollo
de esas situaciones críticas, como de las normas de actuación frente a ellas.
El paciente estará ubicado muy probablemente en unidades especiales:
UCI, incubadora, reanimación…, donde está recibiendo tratamiento médicoquirúrgico
altamente especializado. El primer objetivo que se busca es la
salvaguarda de la vida, dejando para más tarde aspectos, que aunque importantes
serán abordados en una fase posterior subaguda.
Los objetivos que persigue la Fisioterapia serán “poco ambiciosos” e irán
encaminados principalmente a dos grandes problemas: ventilación y evitación de
futuras complicaciones. Cada enfermos recibirá un tratamiento con objetivos, más
que nunca personalizados y adaptados a las múltiples variables posibles:
· Existencia de intubación endotraqueal
· Conexión a ventilador artificial
· Tipo de cirugía que pueda haber recibido
· Existencia de daño neurológico, central o periférico
· Fracturas múltiples o complejas
· Monitorizaciones diversas en tensión arterial, ritmo respiratorio, saturación de
oxígeno, presencia de drenajes, sondajes, canalización de vías centrales y
venosas, etc.
El fisioterapeuta valorará de forma personalizada:
· Problemas óseos y de partes blandas: fracturas, luxaciones, posturales
incorrectos…
· Atención a la correcta posición y alineación de miembros y cabeza para evitar la
aparición de retracciones o distensiones músculo-tendinosas y ligamentarias. El
tratamiento postural será de vital importancia en el desarrollo futuro de muchas
patologías, siendo a veces necesario el uso de ortesis funcionales o de
posicionamiento (antirrotatorios).
· Cuidado de la piel, evitando la aparición de úlceras por presión.
· Prevención de complicaciones respiratorias por disminución de la ventilación
pulmonar.
· Mantenimiento de las amplitudes fisiológicas de movimiento.
· Prevención de problemas circulatorios, principalmente por éxtasis venoso.
Para ello, como tratamiento se realizará:
· Masaje superficial como estímulo sensorial, termal y propioceptivo.
· Movilizaciones pasivas asistidas o libres, de tobillos, manos y codos
principalmente; así como contracciones isométricas de grandes músculos como
el cuádriceps, siempre y cuando esté indicada su realización.
· Tratamiento postural
· Fisioterapia respiratoria.

Más en....http://www.luisbernal.com/fisio/