5/05/2009

EL HELICÓPTERO SANITARIO DE LA JUNTA CON BASE EN TOLEDO INICIA LAS OPERACIONES EN HORARIO NOCTURNO



La primera fue para evacuar a un joven herido en accidente de moto en Los Navalmorales

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dotado a la base de la capital regional de un EC-145, primer helicóptero civil que está especialmente preparado y certificado para volar por la noche con las gafas de visión nocturna utilizadas por los pilotos del SESCAM.

El helicóptero sanitario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) con base en Toledo inició la semana pasada las operaciones en horario nocturno, con el traslado de un joven herido en un accidente de motocicleta en la localidad toledana de Los Navalmorales.

El paciente, de 18 años de edad, colisionó contra un tractor lo que le provocó un traumatismo torácico abierto en hemitórax izquierdo. El Centro Coordinador del 1-1-2 activó el helicóptero sanitario que, de inmediato, se puso en vuelo para desplazarse a Los Navalmorales. El equipo médico estabilizó al paciente y se puso en camino hasta el Hospital Doce de Octubre de Madrid donde el joven quedó ingresado.

Una vez realizado el traslado, la tripulación integrada por el médico, Diego de Parada, la enfermera, Maria del Carmen Montero, el piloto, Juan José Navalón y la copiloto, Adela Gotor, regresó desde Madrid a la base sanitaria de Toledo bien entrada la noche. Desde el pasado miércoles, fecha en la que se produjo esta intervención, el helicóptero ha realizado otras dos misiones en horario nocturno.

El Gobierno de Castilla-La Mancha puso en marcha el pasado 15 de octubre la base sanitaria de la provincia de Toledo, ubicada en el Hospital Nacional de Parapléjicos. Con la implantación de esta base, que dispone de un helicóptero medicalizado y una ambulancia, se pretende dar respuesta al importante incremento de la demanda y mejorar sustancialmente los tiempos de respuesta a las urgencias y emergencias.

El helicóptero destinado a esta base, al igual que ocurre en la de Cuenca, es un EC-145, primer helicóptero civil que está especialmente preparado y certificado para el vuelo nocturno con las gafas de visión nocturna utilizadas por los pilotos del SESCAM.

Se trata de un helicóptero de última generación que incorpora tecnología punta tanto en su estructura y sistemas de vuelo, como en su aviónica y sistema de navegación y comunicaciones. Sus dimensiones, tanto externas como internas, así como la distribución de espacios y accesos se muestran idóneas para las operaciones de asistencia y transporte sanitario.

Con el inicio de las operaciones en horario nocturno, el helicóptero sanitario de Toledo se une al que tiene base en Cuenca, que está operativo durante las 24 horas del día desde finales de 2006. Castilla-La Mancha fue la primera región de la península en la que el Servicio de Transporte Sanitario Aéreo realiza misiones de asistencia sanitaria durante todo el día.

Para poner en marcha este proyecto, el Gobierno regional desarrolló en su día diversas acciones como la puesta en marcha de una Oficina Meteorológica de Aeronáutica de Emergencias de Castilla-La Mancha, el diseño y desarrollo de rutas de navegación visual nocturna, así como la implantación de nuevas infraestructuras aeronáuticas y señales de balizamiento, entre otras.

En el caso de la base de Toledo, días antes de realizar la primera intervención nocturna, la tripulación del helicóptero llevó a cabo diferentes procedimientos para que los vuelos por la noche se realicen en condiciones de máxima seguridad. Así, se procedió a la calibración del sistema de aproximación visual de precisión, el ajuste de la iluminación y balizaje para uso con gafas de visión nocturna, así como la localización de puntos de referencia y trayectorias de aproximación nocturna.