3/20/2009

Sillitas infantiles y airbags



Algunos padres puede que desconozcan las consecuencias de la salida de los airbags y su compatibilidad con una sillita infantil homologada. En primer lugar, tenemos que hablar de la plaza delantera derecha, donde muchos optan por llevar ahí a los pequeños para tenerlos más vigilados. Casi todos los modelos a la venta hoy día y con pocos años tienen airbag de pasajero.

El airbag se despliega con mucha violencia y rapidez (unos 200 km/h), y si se topa con una sillita en su camino, el menor puede sufrir graves daños. O bien es un golpe muy violento (comparable a un puñetazo de un boxeador peso pesado) o asfixia por quedar cubierto por la bolsa. Por eso existe la desconexión voluntaria del airbag de pasajero, que evita este problema.

Sin embargo, esta desactivación conlleva un posible posterior descuido cuando no se transporta un menor y se nos ha olvidado reactivar el airbag. Es cierto que existen notificaciones en el coche para que se sepa si el airbag está desactivado o no, pero seamos sinceros: ¿Quién se fija en eso? ¿Todos los pasajeros que llevamos saben qué significa esa lucecita amarilla que casi siempre apenas se puede ver?


Por otra parte, el lugar más seguro para transportar menores siempre es la parte trasera del vehículo. Se puede vigilar al menor mediante vistazos al retrovisor, en algunos modelos existe un segundo espejo orientable directamente a los pequeños. Si es imperativo atenderle, se ha de parar, pues aunque vaya a mano siempre es peligroso desviar la atención que requiere la conducción para hacer caso al pequeño.

¿Qué pasa con los airbags laterales y de cortina?

En la revista nº 193 de la DGT se puede ver un artículo que analiza esta cuestión. Se trata de un estudio hecho por el club automovilístico RACE, la Asociación Nacional de Pediatría y la firma de equipación infantil Play. Las conclusiones son claras: “los airbags frontales les aplastan, los laterales y de cortina les protegen”.

El despliegue de los airbags laterales y de cortina pueden hacer contacto con la sillita infantil, pero no ocasionan daños a su diminuto pasajero. Por otra parte, su despliegue supone una protección adicional, pues en caso de rotura de cristales evita con gran eficacia que el menor resulte herido por el contacto de cristales o cuerpos ajenos al vehículo en una colisión.

Ojo, siempre estaremos hablando de menores en sus SRI homologados, adecuados a su talla y peso, y abrochados con sus cinturones de seguridad.

¿Qué vehículo maximiza la seguridad de los menores? Preferentemente vehículos con una alta calificación EuroNCAP en protección de ocupantes (cuatro o cinco estrellas) y alta protección infantil (tres a cinco estrellas). El lugar más seguro es una plaza lateral trasera con anclaje ISOFIX, airbags de cortina y a ser posible airbags laterales traseros. Si están disponibles en opción, no lo dude, adquiéralos.

El uso de Sistemas de Retención Infantil (SRI) roza el 80% según datos de la DGT, cifra que puede seguir mejorando. Es importante insistir en su importancia y maximizar ese porcentaje. No deja de ser importante estar bien informado para evitar que los niños sufran o pierdan la vida.

La infracción por no tener un SRI adecuado al tamaño y peso del menor se castiga con retirada de tres puntos y 150 euros de multa. Muy poco comparado con lo que podemos llegar a perder, los puntos y el dinero siempre se pueden recuperar.

http://www.circulaseguro.com/2008/04/18-sistemas-de-retencion-infantil-la-correcta-colocacion-en-el-coche

Circula seguro.
Blog dedicado a la seguridad vial, con información, consejos y reflexiones para circular más seguros.