2/25/2009

Un casco de fútbol reduce el riesgo de conmoción cerebral



Hace unos años se pensaba que la culpa de las conmociones cerebrales en deportes de contacto, como el fútbol americano, la tenían los golpes frontales o traseros en la cabeza. Sin embargo, los trabajos realizados sobre el tema han descubierto que el principal peligro está en los impactos laterales.

De hecho, el 70% de las conmociones que sufren los jugadores de fútbol se producen por golpes en los lados de la cabeza. Con estos datos, la compañía Riddell tardó cuatro años en fabricar Revolution, que ofrece una mayor distancia entre el casco y los laterales de la cabeza del deportista.

La conmoción cerebral se produce, según indica la Asociación Americana de Trauma Cerebral, por un golpe muy fuerte en la cabeza. Vértigo, desorientación, dolores de cabeza y náuseas son algunos de los síntomas que aparecen a los minutos u horas de haber sufrido el golpe y las consecuencias a largo plazo pueden incluir jaquecas crónicas, pérdida de concentración, de memoria y alteración del sueño.

Además, la lesión puede originar una alteración del estado de conocimiento, que resulta en un deterioro de las habilidades cognitivas o de las funciones físicas. También puede alterar el comportamiento y las funciones emocionales.

El proceso de recuperación es diferente en cada persona, porque las lesiones también son diversas, aunque se hayan producido de la misma manera, por lo que el tratamiento y la rehabilitación varían según el individuo.