2/19/2009

Posible mayor tolerancia a hipoxemia severa.


Ocho investigadores del University College, con sede en Londres, se desplazaron al Everest y registraron los niveles de oxígeno en el organismo más bajos observados hasta la fecha en un experimento que podría ayudar a tratar pacientes críticos. Los especialistas evaluaron las consecuencias de alcanzar la llamada Zona de la Muerte (por encima de los 8.000 metros). De acuerdo con sus datos, publicados en The New England Journal of Medicine (360:140-149), esos niveles de óxigeno son inferiores a los que experimentan muchos pacientes en situación crítica.

Aunque los autores indican con cautela que aún hay que investigar más a fondo este fenómeno, el trabajo sugiere que algunos pacientes podrían tolerar niveles extremadamente bajos de oxígeno antes de llevar a cabo intervenciones para elevarlos, algunas de las cuales implican un riesgo. El equipo alcanzó la cumbre por la vía sur para llevar a cabo el experimento, si bien éste se realizó 400 metros más abajo por las duras condiciones climáticas. Tras encontrar refugio, 4 miembros del grupo se sometieron a una serie de análisis. Las lecturas de los niveles de oxígeno fueron las más bajas que se habían registrado hasta la fecha.