2/25/2009

Lamata confirma a SATSE Castilla-La Mancha que la integración en el Sescam de los enfermeros de Bienestar Social se producirá en mayo

24 - 02 - 2009
El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla-La Mancha ha mostrado su satisfacción por el cumplimiento de los plazos marcados por la Consejería de Salud y Bienestar Social para culminar el proceso de integración en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) de los 283 profesionales sanitarios que prestan sus servicios en las residencias socio-sanitarias que dependen de la Junta de Comunidades, como ha venido pidiendo SATSE.

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ha trasladado al secretario general de SATSE Castilla-La Mancha, Alejandro Laguna, que la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha del Decreto que recogerá la integración en el Sescam de estos profesionales se publicará el próximo mes de mayo.

El Sescam cuenta desde el pasado 18 de febrero con el visto bueno de la Consejería de Economía y Hacienda al informe económico sobre el pase de estos profesionales al Sescam, por lo que tras el acuerdo de financiación el próximo mes de marzo se constituirá la mesa técnica sectorial para ultimar el proceso con el fin de publicar el Decreto en el mes de mayo o junio, tal y como dio a conocer a SATSE el director general de Recursos Humanos del Sescam, José Narváez.

El Sindicato de Enfermería trasladó ayer esta información a los trabajadores afectados, en una reunión celebrada en la sede del Colegio de Enfermería de Ciudad Real en la que profesionales de toda Castilla-La Mancha volvieron a poner de manifiesto su deseo de integrarse en el Sescam.

En total serán 283 profesionales (220 enfermeros, 37 fisioterapeutas y 26 terapeutas ocupacionales) los que pasarán a depender del Sescam, tal y como vienen demandando estos trabajadores desde hace años debido a que la labor que desempeñan es fundamentalmente sanitaria, y puesto que el pasado mes de junio se hizo efectiva la integración de los médicos.

SATSE siempre ha considerado que su adscripción al Sescam mejorará las perspectivas laborales y profesionales de estos trabajadores y que repercutirá en la calidad de los servicios que se prestan, puesto que hasta ahora este colectivo venía sufriendo numerosos problemas con la dependencia administrativa de la Consejería de Bienestar Social. Entre otros, la dificultad para encontrar profesionales para las sustituciones, lo que les obliga en muchos casos a tener que doblar su jornada laboral, la dificultad de obtener un traslado o la imposibilidad de acceder a la carrera profesional.