2/17/2009

El cáncer llegará a ser la primera causa de muerte en todo el mundo en 2010.


Author: Nick Mulcahy
Publicado em 10/12/2008
Según una nueva edición del World Cancer Report de la International Agency for Research on Cancer, se prevee que el cáncer llegará a ser la primera causa de muerte en todo el mundo en el año 2010.

Según el informe, los países de ingresos bajos y medios sufrirán el impacto de una mayor incidencia de cáncer y de tasas de mortalidad más bruscamente que los países industrializados. Esta noticia contrasta con otro informe reciente que muestra que la incidencia de cáncer y las tasas de muerte para hombres y mujeres en Estados Unidos continúan descendiendo, tal como se publicó en Medscape Oncology.

El nuevo informe fue debatido en un acto en Atlanta, Estados Unidos, llamado Conquering Cancer: A Global Effort.

El informe expone que los casos de cáncer se duplicaron mundialmente entre los años 1975 y 2000, se duplicarán otra vez en 2020, y casi se triplicarán en 2030. Se ha hecho un cálculo de 12 millones de diagnósticos nuevos de cáncer y más de 7 millones de muertes en este año. Las cifras proyectadas para 2030 son de 20 a 26 millones de diagnósticos nuevos y de 13 a 17 millones de muertes.

La comunidad mundial puede esperar unos aumentos de la incidencia de casi un 1% cada año, con mayores aumentos en China, Rusia, e India. Según el informe, las razones del aumento de tasas incluyen la adopción del hábito de fumar y dietas ricas en grasas en países menos desarrollados, y cambios demográficos, incluyendo una proyección del aumento de población del 38% en países menos desarrollados entre 2008 y 2030.

El Dr. Peter Boyle, director de la International Agency for Research on Cancer expuso en una declaración que, "el rápido aumento en la carga mundial del cáncer representa un auténtico reto para los sistema sanitarios en todo el mundo. Sin embargo, hay un claro mensaje de esperanza: aunque el cáncer es una enfermedad devastadora, es en gran parte prevenible. Sabemos que medidas preventivas, como el control del tabaco, la reducción del consumo de alcohol, el aumento de la actividad física, la vacunación contra la hepatitis B y el virus del papiloma humano, y la detección selectiva y la conciencia, pueden tener un gran impacto sobre la reducción de la carga mundial de cáncer."

El Dr. John R. Seffrin, presidente de la American Cancer Society, que fue uno de los grupos que organizaron y patrocinaron el acto de Atlanta, apuntó que, "reconocemos que el cáncer golpea sin tomar en consideración las fronteras o la situación socioeconómica."

Lance Armstrong, fundador y presidente de la Lance Armstrong Foundation, otro de los organizadores del acto, que también incluía a Susan G. Komen for the Cure, comentó que, "incluso en una economía desafiante, la gente se da cuenta que con el cáncer hay progresos por hacer y medidas de prevención que tomar."

Los retos adicionales en el tratamiento del cáncer, especialmente en Africa, incluyen control del dolor y cuidados paliativos, que están limitados por restricciones y prohibiciones sobre estupefacientes en varios países.

Los organizadores del acto pidieron medidas de acción, como fabricar vacunas que eviten las infecciones producidas por el cáncer que tengan una mayor disponibilidad en países de ingresos bajos, incluyendo la vacuna VPH. Otra medida de acción es comprometerse a un planteamiento integral de control del tabaco en Estados Unidos, lo cual incluye tener permiso del Congreso para que la autoridad de la US Food and Drug Administration regule el tabaco.