2/13/2009

CONFIANZA DE LA CIUDADANÍA DE CASTILLA-LA MANCHA EN EL 1-1-2


Durante el año pasado, el Centro de Coordinación del 112 de Castilla-La Mancha recibió 2.668.176 llamadas. La provincia con mayor tasa de incidencias por cada 10.000 habitantes fue Guadalajara, mientras que la menor correspondió a Albacete. Toledo fue la provincia con mayor número de incidentes que requirieron movilización de los servicios de emergencias.

2.668.176 llamadas recibidas en 2008

Durante el año 2008, el Servicio de Atención de Urgencias 112 de Castilla-La Mancha registró un total de 2.668.176 llamadas recibidas. De ellas, 586.511 fueron “llamadas procedentes”, que son las que están recogidas en la Carta de Servicios del 112. En contraste con el elevado número de llamadas, las reclamaciones presentadas al servicio fueron 42, lo que representa el 0,002 por ciento en relación al total de registros y el 0,007 por ciento sobre la cifra total de llamadas procedentes atendidas, lo que también refleja el grado de satisfacción de los usuarios.

La media mensual de llamadas diarias fue de 7.290, con un ligero aumento en el periodo estival. En cuanto a las franjas horarias de mayor actividad, varían según la época del año y el día de la semana. En general, el mayor número de llamadas se produce entre las 19 y las 21 horas, aunque en verano se suele retrasar al periodo comprendido entre las 21 y las 22 horas. Por norma general, después de las 22 horas se produce un descenso acusado del número de avisos y la franja horaria con menor número de llamadas se sitúa entre las 4 y las 6 de la madrugada.

Distribución de incidentes por provincias

Durante el año 2008, el número de incidentes que requirieron la movilización de algún servicio de emergencias desde el Centro de Coordinación del 112 fue de 248.183. La provincia donde se produjeron el mayor número de estos incidentes fue Toledo, con 80.766 y el 32 por ciento del total. A continuación se situó Ciudad Real, con 64.330 incidentes y el 26 por ciento del total; Albacete, con 47.595 incidentes y el 19 por ciento; Guadalajara, con 29.003 incidentes y el 12 por ciento; y Cuenca, con 26.489 incidentes y el 11 por ciento del total de la región.

En cuanto a la tasa de incidentes por cada 10.000 habitantes, la media regional es de 2.508. La distribución entre las cinco provincias es bastante homogénea, siendo Guadalajara la que registró mayor tasa, con 2.646 incidentes por cada 10.000 habitantes, y Albacete la que tuvo el menor índice, con 2.348 incidentes por 10.000 habitantes. Cuenca tuvo una tasa de 2.619,5 incidentes, Toledo 2.518 y Ciudad Real 2.513,4.

Del total de incidentes, el 52 por ciento correspondió a poblaciones de más de 10.000 habitantes, el 29 por ciento a localidades de entre 2.000 y 10.000 habitantes, y el 19 por ciento a municipios de menos de 2.000 habitantes, lo que, en líneas generales, muestra que existe correspondencia entra la distribución demográfica de Castilla-La Mancha y el número de incidentes recibidos desde los municipios.

Perfil de los alertantes

Los alertantes que llaman al Servicio 112 para comunicar una urgencia se dividen entre ciudadanos particulares e instituciones u organismos. El 57 por ciento de los avisos corresponde a la ciudadanía, procediendo el 20 por ciento de personas directamente afectadas por el incidente, el 17 por ciento de personas de su entorno y el 20 por ciento de alertantes accidentales. Del 43 por ciento de avisos comunicados por instituciones y organismos, la mayor parte corresponde a instituciones sanitarias, con un 31 por ciento del total.

En cuanto a distribución de los alertantes por sexo y edad, la implantación del uso del 112 es bastante homogénea entre hombres y mujeres: un 52 por ciento de las personas que llamaron al Servicio de Atención de Urgencias en 2008 fueron hombres y un 48 por ciento mujeres.

Por tramos de edad, el mayor porcentaje de los afectados, un 53 por ciento, correspondió a personas de más de 70 años, debido a que desde el 112 se gestiona el Transporte Sanitario Urgente a través del personal del SESCAM y la mayoría de sus usuarios son personas de edad avanzada. El 28 por ciento de afectados son personas de entre 36 y 70 años, el 16 por ciento personas de entre 14 y 35 años y el 3 por ciento a menores de 13 años.

Distribución de intervenciones por sectores

Del total de incidentes que requirieron movilización e intervención de recursos, la mayor parte, el 67 por ciento, correspondió al área sanitaria, destacando la activación de ambulancias asistenciales y de ambulancias medicalizadas.

Del 23 por ciento de las intervenciones del área de seguridad, los recursos más movilizados fueron los de Guardia Civil y Policía Local. En el 4 por ciento de las intervenciones se movilizaron recursos de Extinción, Salvamento y Rescate. El 6 por ciento restante de las intervenciones requirió una respuesta multisectorial.