12/28/2008

Que se puede hacer con tanto neumático usado y viejo...


En Europa se desechan cada año cerca de 250.000 millones de neumáticos usados. Se mire por donde se mire, una auténtica barbaridad. Sólamente en España, la cifra representa 300.000 toneladas de residuos cuyo reciclaje no es tan sencillo. Algo que nos llega a la gran pregunta. ¿Que hacemos con esa cantidad ingente de material inservible, no biodegradable y muy dañino para el medio ambiente?. Al menos la nueva normativa prohibe desecharlos en vertederos obligando a tratarlos de la forma adecuada. Nada de montañas de neumáticos y mucho menos ardiendo al más puro estilo The Simpsons.

La respuesta a que hacer con ellos podría ser sencilla. De los viejos neumáticos se obtiene polvo de caucho, el cual puede ser mezclado con el habitual asfalto y así obtener NFU (Siglas que definen a este tipo de asfalto). Y teniendo en cuenta el número de kilómetros de carreteras que cubren nuestro país, no creo que haga falta hacer muchas cuentas para descubrir que una gran parte de los mismos pueden ser reciclados de una manera ecológica y sostenible.


La utilización de este polvo de caucho en las carreteras no sólo sería una forma de reciclaje. Desde el punto de vista de la seguridad, los estudios han demostrado que este tipo de asfalto resulta más seguro para el usuario ya que ofrece una mayor adherencia en la vía. Otra de las ventajas del mismo que es la mezcla aumenta la durabilidad del asfalto ya que su resistencia es mayor a las tensiones térmicas. ¿Se necesitarían más razones?

Pues a pesar de que todo pueden ser beneficios y a que España es uno de los países punteros en esta técnica, nuestro país sólo cuenta con 300 kilómetros asfaltados con este fórmula. Una cifra que no creo que represente una cifra significativa del kilometraje total de las vías estatales. Esto se debe a que la utilización de este tipo de asfalto no es algo prioritario por parte de las autoridades. Hasta el momento las directivas no hacen referencia, y si los burocratas no dicen arre, es difícil que una tecnología que tendría su principal cliente en las administraciones arranque.

Otra de las zancadillas a este tipo de asfaltado son los propios usuarios. Por el momento no existe una concepción de su utilización como algo beneficioso. Hasta ahora se piensa que: reciclado es igual a inferior calidad. Pero no nos engañemos, ningún usuario no experto sería capaz de diferenciar un tipo de asfalto de otro. Y si la utilización de polvo de caucho es beneficiosa. ¿A que estamos esperando? Que alguien me lo explique. Y no vale que es más caro, porque no lo es.