3/26/2008

Escándalo machista en una clínica de Cádiz ...



Las enfermeras que se negaron a ir en minifalda y con escote, castigadas sin plus de productividad

ELPLURAL/ANDALUCIA

La clínica "San Rafael" de Cádiz, ha retirado a una decena de empleadas su plus de productividad por no acudir al trabajo con una falda corta del uniforme. Tan machista decisión se ha tomado en una clínica del grupo "Clínicas Pascual" de la capital gaditana.
Aumenta la gravedad de la retrógrada medida, si se tiene en cuenta, que hasta seis clínicas de este potente grupo empresarial, prestan sus servicios en concertación con la Junta de Andalucía. Además del establecimiento sanitario de Cádiz, cuentan con otros cinco hospitales en Andalucía como son los de Málaga, Huelva, Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Villamartín. Red de clínicas en Andalucía En la provincia de Cádiz son cuatro las clínicas de las que disponen. Además de ello poseen tres clínicas más de Oftalmología. Sus inicios se remontan a 1948 y en su página web recomiendan en enlace a las páginas de la Junta de Andalucía para ayudar a las mujeres afectadas por la violencia de género. Paradójica recomendación para quien incumple la Ley de Igualdad en su propia casa. Le quitan el plus de 30 euros La medida ha afectado a una decena de trabajadoras, que no han recibido el plus de productividad que cobran por asistencia y colaboración y que nada tiene que ver, según denuncian, con su indumentaria. Son 30 euros mensuales que dejan de ingresar. "No es demasiado", dicen las enfermeras afectadas, pero la queja más que económica es porque estas trabajadoras se sienten discriminadas. Se les obliga a llevar uniforme con falda y escote, que les impide realizar con comodidad su trabajo. Objetos decorativos Denuncian que este hecho contraviene la Ley de Igualdad. Según explica Adela Sastre, presidenta del comité de empresa: "Nos sentimos como objetos decorativos. A la hora de trabajar no tenemos libertad de movimientos, no podemos agacharnos para atender a los pacientes que están encamados. Tenemos que exponer nuestro cuerpo para hacer nuestro trabajo". CCOO llama a la movilización Enfermeras y auxiliares de la Clínica San Rafael en Cádiz han anunciado que se movilizarán por el incumplimiento por parte de la dirección de la Ley de Igualdad tras dejar de percibir el complemento de productividad por no llevar falda y ponerse pijama, como hace el resto del personal sanitario. Las empleadas cuestionan también que como castigo se les retire un plus salarial cuyo concepto nada tiene que ver con el vestuario. Hecho muy grave según el sindicato El sindicato CCOO ha considerado este hecho "muy grave" ya que las Clínicas Pascual tienen acuerdos de concertación con el Servicio Andaluz de Salud, por lo que en muchos de los casos sus servicios son de carácter público. Amenazas y coacciones CCOO denuncia que "Tras amenazas y coacciones constantes, el dueño de Clínicas Pascual ha cumplido y ha castigado a un grupo de trabajadoras de la Clínica San Rafael", e incide también en el hecho de que tras la aprobación de la Ley de Igualdad esta empresa está obligada a realizar un plan de igualdad y de prevención contra el acoso sexual y todo tipo de discriminación por razón de género. Clínica machista y retrógrada La situación en los centros sanitarios de Pascual es "todo lo contraria" a lo establecido por la ley, ya que se llevan a cabo actuaciones con una actitud "machista y retrógrada, como la obligación impuesta a las trabajadoras de utilizar un vestido que deja las piernas al igual que el escote al aire y que además se ajusta con un delantal que resalta la silueta de la mujer", ha criticado el sindicato. El comité de empresa de la Clínica San Rafael, a través de CCOO, pedirá responsabilidades a la Delegación Provincial de Salud sobre el uso del dinero público que reciben las clínicas Pascual. El gerente dice no conocer la Ley de Igualdad “en profundidad” El gerente del Hospital San Rafael, José Manuel Pascual, ha precisado, en declaraciones a Efe, que desconocía las movilizaciones previstas y reconoció que cuando un trabajador del centro "incumple reiteradamente la normativa de vestuario interna, hay un concepto económico que no se le abona". A su juicio, no se incumple la Ley de Igualdad, "aunque no la conozco en profundidad", y ha añadido que, si es así, "se deberá denunciar ante los tribunales porque conseguir algo a base de movilizaciones en vez de acudir a la justicia no es el camino". Igual en el resto de clínicas Según el gerente, una norma, recuerda, "que es sólo potestad de la empresa". El mismo código de indumentaria se aplica también en el resto de centros de la cadena, aunque en ellos no se han dado casos de incumplimientos. El gerente de la clínica ha desafiado a las trabajadores a que lleven el caso ante los tribunales. José Manuel Pascual considera justa la medida porque es consecuencia del incumplimiento reiterado de la normativa de vestuario.

Aumenta la gravedad de la retrógrada medida, si se tiene en cuenta, que hasta seis clínicas de este potente grupo empresarial, prestan sus servicios en concertación con la Junta de Andalucía. Además del establecimiento sanitario de Cádiz, cuentan con otros cinco hospitales en Andalucía como son los de Málaga, Huelva, Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda y Villamartín. Red de clínicas en Andalucía En la provincia de Cádiz son cuatro las clínicas de las que disponen. Además de ello poseen tres clínicas más de Oftalmología. Sus inicios se remontan a 1948 y en su página web recomiendan en enlace a las páginas de la Junta de Andalucía para ayudar a las mujeres afectadas por la violencia de género. Paradójica recomendación para quien incumple la Ley de Igualdad en su propia casa. Le quitan el plus de 30 euros La medida ha afectado a una decena de trabajadoras, que no han recibido el plus de productividad que cobran por asistencia y colaboración y que nada tiene que ver, según denuncian, con su indumentaria. Son 30 euros mensuales que dejan de ingresar. "No es demasiado", dicen las enfermeras afectadas, pero la queja más que económica es porque estas trabajadoras se sienten discriminadas. Se les obliga a llevar uniforme con falda y escote, que les impide realizar con comodidad su trabajo. Objetos decorativos Denuncian que este hecho contraviene la Ley de Igualdad. Según explica Adela Sastre, presidenta del comité de empresa: "Nos sentimos como objetos decorativos. A la hora de trabajar no tenemos libertad de movimientos, no podemos agacharnos para atender a los pacientes que están encamados. Tenemos que exponer nuestro cuerpo para hacer nuestro trabajo".
CCOO llama a la movilización Enfermeras y auxiliares de la Clínica San Rafael en Cádiz han anunciado que se movilizarán por el incumplimiento por parte de la dirección de la Ley de Igualdad tras dejar de percibir el complemento de productividad por no llevar falda y ponerse pijama, como hace el resto del personal sanitario. Las empleadas cuestionan también que como castigo se les retire un plus salarial cuyo concepto nada tiene que ver con el vestuario.
Hecho muy grave según el sindicato El sindicato CCOO ha considerado este hecho "muy grave" ya que las Clínicas Pascual tienen acuerdos de concertación con el Servicio Andaluz de Salud, por lo que en muchos de los casos sus servicios son de carácter público. Amenazas y coacciones CCOO denuncia que "Tras amenazas y coacciones constantes, el dueño de Clínicas Pascual ha cumplido y ha castigado a un grupo de trabajadoras de la Clínica San Rafael", e incide también en el hecho de que tras la aprobación de la Ley de Igualdad esta empresa está obligada a realizar un plan de igualdad y de prevención contra el acoso sexual y todo tipo de discriminación por razón de género. Clínica machista y retrógrada La situación en los centros sanitarios de Pascual es "todo lo contraria" a lo establecido por la ley, ya que se llevan a cabo actuaciones con una actitud "machista y retrógrada, como la obligación impuesta a las trabajadoras de utilizar un vestido que deja las piernas al igual que el escote al aire y que además se ajusta con un delantal que resalta la silueta de la mujer", ha criticado el sindicato.
El comité de empresa de la Clínica San Rafael, a través de CCOO, pedirá responsabilidades a la Delegación Provincial de Salud sobre el uso del dinero público que reciben las clínicas Pascual.
El gerente dice no conocer la Ley de Igualdad “en profundidad” El gerente del Hospital San Rafael, José Manuel Pascual, ha precisado, en declaraciones a Efe, que desconocía las movilizaciones previstas y reconoció que cuando un trabajador del centro "incumple reiteradamente la normativa de vestuario interna, hay un concepto económico que no se le abona". A su juicio, no se incumple la Ley de Igualdad, "aunque no la conozco en profundidad", y ha añadido que, si es así, "se deberá denunciar ante los tribunales porque conseguir algo a base de movilizaciones en vez de acudir a la justicia no es el camino". Igual en el resto de clínicas Según el gerente, una norma, recuerda, "que es sólo potestad de la empresa". El mismo código de indumentaria se aplica también en el resto de centros de la cadena, aunque en ellos no se han dado casos de incumplimientos. El gerente de la clínica ha desafiado a las trabajadores a que lleven el caso ante los tribunales. José Manuel Pascual considera justa la medida porque es consecuencia del incumplimiento reiterado de la normativa de vestuario.
Otras noticias Enviar

Último comentario: 26/03/2008 08:45
16 comentarios
Podemos hacer dos cosas quitarle cualquier concierto público que tengan o exigir a la alcaldesa de cadiz que vaya vestida igual, como no me gusta la segunda posiblidad por razones fácilemente explicables prefiero desconcertar a la clinica y ponerla una multa en consonancia con su falta de respeto a las trabajadoras.
Abedul, 26/03/2008 08:45
Pues si la clinica no cumple la ley¡que la junta de Andalucia retire el concierto ya!
alter-nativo, 25/03/2008 23:26
Si quieren estimular a los abuelitos ( que no es mala cosa) que les regalen el Play-Boy
vanguard, 25/03/2008 23:26

4 comentarios:

kickcfree es... dijo...

Es vergonzoso que se den este tipos de casos hoy en día, pero tb utilizan la imagen profesional de la enfermería en desfiles de modas, a la salida de valores en bolsa, en las paginas porno y NO SE DENUNCIA A LAS EMPRESAS QUE LO HACEN...si somos tan modernos es España, apliquemos las leyes antidiscriminación y vayamos a por estos empresarios impresentables.

Anónimo dijo...

Primero: el uniforme ni lleva escote ni es minifaldero. Es mentira.

Segundo: si retiran el concierto con Pascual varios cientos de mujeres van al paro.

Anónimo dijo...

Las Clínicas Pascual S. A. discriminan por razones de sexo y profesión: ni los enfermeros ni las médicas son obligados a utilizar falda. Sanción ejemplar de las autoridades judiciales e inspección de trabajo, retirada de los conciertos de la Junta de Andalucía con Pascual S. A. si no rectifica y toda la solidaridad con estas profesionales. No es cuestion economica (el ineteres de la empresa es presentarlo como tal) sino cuestion de derechos, de principios de igualad, de etica del trabajo y las profesiones,....

kickcfree es... dijo...

No creo que se pierdan NINGUN puesto de trabajo, lo ÚNICO que se necesita es una sanción ejemplar a la empresa, restituir la productividad con carácter inmediato y pagar los atrasos y que el comité de empresa y las trabajadoras decidan que uniforme quieren, uno digno, y funcional, para cuidar y atender a sus pacientes.
Y QUE TODAS LAS DEMAS CLINICAS Y EMPRESAS PRIVADAS DEL SECTOR TOMEN NOTA Y CAMBIEN IPSO FACTO ESTAS MANERAS DEL MEDIEVO.